Buscar

Cargando...

lunes, 25 de abril de 2016

Cabezas parlantes en una habitación blanca



Hace un tiempo me encontré con este problema en una novela que compré y leí con mucho entusiasmo, pero que me defraudó de muchas maneras. No sabía cómo definirlo: uno o más personajes tienen diálogo, pero el lector no tiene manera de saber dónde ni cuándo ocurre la acción, o cómo es el lugar en el que se encuentran, cómo reaccionan, nada. Solo diálogo.

Es una situación desconcertante, porque el lector necesita al menos una señal de dónde y cuándo ocurren las cosas; un poco de contexto es necesario, sino obligatorio. En caso de no haber contexto de tiempo y espacio, la sensación que queda es la de estar leyendo a cabezas parlantes en una habitación blanca.

¿Pero cómo dejar en claro dónde y cuándo ocurren los diálogos?

Lo normal es que las escenas tengan una pequeña introducción, desarrollo y conclusión, desde el punto de vista del protagonista, mostrando el dónde y el cuándo. No es necesario hacerlo muy explícito, es necesaria una buena cuota de estilo literario.

Doy dos ejemplos:

MAL:
Ben se levantó del sillón.
—Me tengo que ir —dijo Ben.
—Pues que te vaya bien —dijo Leticia y se marchó a su habitación.
Ben salió dando un portazo, enojado.

BIEN: 
  Ben se levantó del sillón, esa mole de cuero anticuada que habría sido el deleite de sus abuelos. Esta sería probablemente la última vez que oyera la carcasa de pino reclamando por su sobrepeso.
  —Me tengo que ir —dijo Ben echando un vistazo al comedor apenas iluminado por una lámpara de pie junto a la mesa vacía y aterrizando en Leticia, de pie junto a la chimenea apagada y mirando el vino en su copa con expresión neutral. Ben pensó que se veía aún hermosa en sus cuarentas, aunque ella debía pensar distinto de sí misma. No quería ni imaginar lo que pensaba de él y su problema alimentario.
  —Pues que te vaya bien —dijo Leticia, se levantó y salió de la sala. Ben la oyó subiendo las escaleras y cerrando la puerta de su habitación, con pestillo.
  Ben se mordió la lengua para no gritar todo lo que sentía. No quería pelear más en una guerra que ya estaba perdida. Salió de la casa dando un portazo, arrepentido de inmediato, porque dejó la caja con rollos de canela en el refrigerador.
En el primer ejemplo, solo hay acción y diálogo. Ocurren cosas, pero sin profundidad, sin contexto, sin desarrollo, sin propósito. Una historia completa escrita en ese formato minimalista podría tener aceptación de la crítica literaria, tal vez, pero no todos tenemos gusto por el café descafeinado.

En cambio el segundo ejemplo es la misma historia, pero rebosando de contexto y detalle. El lector entiende lo que ocurre, dónde, y la noción del cuándo está presente aunque no de manera explícita. Ese es mi estilo personal, no puedo pedir que todos escriban como yo, pero sirve como ejemplo.

En el primer ejemplo, sin más información que la que disponemos, no es posible saber dónde ni cuándo ocurren los diálogos. En cambio en el segundo sabemos mucho más y con pequeños detalles (sillón, lámpara, chimenea) nos hacemos la idea de un contexto más claro. 

Al final, gran parte del procesamiento de las descripciones ocurre en la cabeza del lector. Nosotros escritores damos algunas pinceladas y el lector llena los espacios vacíos. Pero es obligatoriamente necesario que haya pinceladas de contexto, para que el lector pueda hacer su parte del trabajo.

Para mí el rey de la descripción es Stephen King. En su libro Mientras Escribo hay un capítulo completo donde explica cómo lo hace.


lunes, 11 de abril de 2016

Finn como Caballo de Troya en Star Wars The Force Awakens



Para los fans de la Force Awakens, tengo esta teoría: SPOILERS!

Finn es el arma secreta de la Primera Orden. Lo dicen en la película, FN-2187 es "excepcionalmente bien entrenado, programado desde su nacimiento".

Pero el Finn que nos muestran es demasiado bueno, y sabe demasiado. Su paso al lado "no-programado" de los storm troopers es muy rápido, muy fácil. Yo digo que fue programado por la Primera Orden para ser un desertor, que acude en la ayuda de los desamparados y los débiles.

Y creo que ése es el propósito de Finn, infiltrarse en la Resistencia como un miembro valioso. Así, en el momento menos esperado, se develará su verdadero propósito (uno que él mismo desconoce) y tendremos otro momento como el "yo soy tu padre".

Pobre Finn. Pero sobre todo, pobre Rey.

sábado, 17 de octubre de 2015

El Test de Mako Mori



Ya conocemos el Test de Bechdel, con el que podemos demostrar si una historia es sexista o no por el simple hecho de tener personajes femeninos que hablan entre ellas y que no hablan del hombre/protagonista.

En el caso del test de Mako Mori, personaje de la película Pacific Rim, nos encontramos con una manera de ver las historias en las que el personaje femenino efectivamente tiene un rol en ellas.

Este test no es aplicable a las historias donde la protagonista es mujer y tiene personajes secundarios varones, simplemente porque razones.

En el Test de Mako Mori, la historia:

a) tiene al menos un personaje femenino;
b) que tiene su propio arco narrativo;
c) y que no se trata de apoyar la historia de un hombre.

Creo que aparte de Pacific Rim, hay muy pocas historias que pasan la prueba.

Diferencia entre Problema, Obstáculo y Conflicto



Son conceptos que utilizamos al momento de trabajar la historia antes de escribirla. Los escucharán todo el tiempo, pero a veces se nos va la diferencia.

Problema


Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos (y del ingenio de los personajes de una obra, aunque el método científico es la mejor manera de resolverlos).

Obstáculo


Impedimento, dificultad, inconveniente (que se interpone entre el protagonista y su objetivo en la historia).

Conflicto


Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos (aunque las neurosis son lo último que queremos que le ocurra al protagonista).

En una historia, el/la protagonista debe resolver un problema sorteando obstáculos (puestos por el/los antagonistas); los problemas y obstáculos producen conflictos internos y externos en el/la protagonista.


Diferencia entre Seire y Saga

He escuchado ambos conceptos indistintamente y se entiende a qué se refieren, y aunque algunos digan que no son lo mismo, en realidad se parecen demasiado y sus acepciones son pequeñas.

Serie


Conjunto de libros e historias relacionados entre sí, basados en un mismo mundo, una misma continuidad, con conexiones entre sí. También se conoce como series de libros a un conjunto de obras de una misma editorial, de diferentes autores, que tratan del mismo tema o forman parte del mismo género literario (aunque esta última definición es la menos usada por el público).

Son series: los libros de Mundo Disco de Terry Pratchett, Dune (original de Frank Herbert, continuada por Brian Herbert y Kevin J. Anderson).

Saga


Historia de vicisitudes, logros y eventos en la vida de una familia. Es una palabra islandesa y nórdico que significa "historia", y se usa originalmente en el contexto de relatos de familias vikingas que realizaban grandes actos heróicos. En un contexto actual se puede incluir en el concepto de "familia" a un grupo de amigos o compañeros de aventura.

Son sagas: El Señor de los Anillos de John Ronald Remual Tolkien, Juegos del Hambre de Suzanne Collings, Crepúsculo de Stephenie Meyer, Juego de Tronos de George R.R. Martin, Los Archivos Dresden (Dresden Files) de Jim Butcher.

Hoy en día la tendencia es a escribir Sagas. Todas las Sagas son Series, pero no todas las Series son Sagas. Por ejemplo, los libros de Dune escritos por Frank Herbert son una Saga, y si agregamos las precuelas y secuelas en el mundo de Dune escritos por Brian Herbert y Kevin J. Anderson, tenemos una Serie.